WALLST

Una aberrante reacción

Más ganancias pese al patinaje de la volatilidad, para un rally que recuerda al de principios de enero.

Situación de corto plazo:

El rally está resultado tan violento como dispar. Ni de lejos el Russell2000 o el Dow Jones transportes emulan lo logrado por el S&P500, que no sólo se ha soportado sobre la media de 200 sesiones, que ahora ofrece resistencia a los primeros, sino que se ha movido con especial violencia al alza para encaramarse hasta su zona de resistencia intermedia mientras los otros visitan las primeras.

El Nasdaq, de hecho, ha logrado avanzar más más rápido de lo que lo hiciera durante la recuperación de los últimos días de diciembre. Días en los que, conviene también señalarlo, la recuperación del Russell2000 o el DJTA fue claramente inferior al del conjunto. Y no por ello dejamos de subir durante semanas tras un pequeño descanso.

Las velas desplegadas ayer se suman a la resistencia del VIX a perder terreno. Huele a corrección, pero no al desparrame bajista que podría haberse esperado en base a las pautas envolventes mensuales desplegadas en mayo. El rebote sugiere más fuerza alcista de la que cabría haberse encontrado en un escenario bajista de corto plazo.

Situación tendencial:

Lateral/alcista mientras se respeten los mínimos marcados en diciembre 2018. El patrón envolvente bajista en gráfico mensual desplegado en los máximos históricos de índices como S&P500, Dow Jones Industrial y Nasdaq100 sugiere una corrección hacia dichos mínimos como algo que no debe descartarse. Mercado bajista o lateral/bajista es lo que debiera esperarse para los próximos meses.