La mejoría bursátil progresa adecuadamente

Semana de fuertes avances para el mercado europeo, que consigue recuperar de un modo ya evidente al IBEX35 y al DAX30 para el lado alcista de la tendencia. La vela blanca semanal que han desplegado éstos para enfrentar directriz bajista y gran resistencia horizontal respectivamente, , con gap de apertura, es de las que crean afición. La ruptura de la doble vela semanal potencialmente bajista desplegada en semanas anteriores a ese nivel, es para quitarse el sombrero en el caso del índice germano.

Con esto el mercado ha estrujado sin piedad a los pocos argumentos que los bajistas podían presentar contra los compradores, tras un arranque anual que ha resultado implacable para los primeros y ha obligado a una paulatina pero incuestionable necesidad de adaptarse a unos hechos que han obligado a ir abandonando, al menos operativamente, las hipótesis bajistas derivadas de los acontecimientos de finales de 2018.

La semana ha tenido en el sector automovilístico bandera, dando un paso al frente de la mano del sector bancario -al que dedicamos una operativa a primeros de la semana-. Nuevos altos crecientes en este último supondrían la confirmación de una formación de cabeza y hombros invertido (hchi?) análoga a la que advirtió del cambio de tendencia a bajista a mediados del año pasado cuando la versión total return del índice perdió los 400 puntos.

Al otro lado del charco, sin resultar tan llamativa la semana, el mercado siguió escalando para que se cerrase también por encima de los altos de las velas semanales desplegadas también durante las semanas anteriores. La única excepción relevante a ello es el Russell2000, pero éste también ha propuesto un patrón de continuidad alcista al tiempo que deja atrás la media de 200 sesiones como otros índices hicieron antes. Estas últimas semanas, en el caso de varios de ellos, han resultado la primera pausa, raquítica por cierto, vivida por el mercado norteamericano desde los mínimos marcados a finales de 2019. Y con ello el mercado se queda a las puertas de atacar la zona de máximos históricos en varias medias clave después de un descanso que permite enfrentarlos con menos sobrecompra.