IBEX:INDSX5E:IND

El euro/dólar puede dejar de ser un soporte

Desde 2000, sólo se han visto tres momentos equiparables al actual. Siempre fueron mercados bajistas.

Situación de trading:

Pese a los impresionantes patrones bajistas confirmados en algunos índices, de los que el Stoxx600 es paradigma, el mercado no se ha venido abajo con la fuerza que cabría haber esperado, ofreciendo soporte descendente en todo momento. Desde éste se ha rebotado con moderación y de forma hasta el momento canalizada por lo general -DAX, CAC y EuroStox50 son un claro ejemplo como puede verse en el gráfico- para que se alcance la antigua zona de soporte crítico en medio plazo que habría confirmado el paso a un mercado bajista de fondo en el caso del EuroStoxx60. El Stoxx600 estaría lejos de ello aún por ser el soporte clave bastante horizontal. Un rebote esperado no debe cambiar un análisis.

Un deterioro del euro/frente al dólar como el que ayer se confirmaba puede jugar claramente en contra de la renta variable en las próximas semanas/meses después de una notable tregua como la vivida durante el desplome de WQall Street registrado desde octubre.

Situación tendencial: 

Año de ida y vuelta, reversal anual. De forma general, el mercado europeo presenta una ruptura completa de las zonas de soporte clave en el proceso de fondo que estructura la tendencia alcista que se retomaba en 2016. Han caído de forma general las líneas de tendencia que vienen desde 2012 y conviene considerar la posibilidad de que estemos en un ajuste que pueda incluso tener que ver con una corrección del ciclo 2009-2018. Es francamente difícil saberlo mientras tenga auténtico valor práctico, todo sea dicho.

Esta ruptura de referencias bajistas es de lo único que merece la pena hablar, y no de eventuales rebotes de corto plazo por suculentos (y más imprevisibles de lo que queremos creer) que puedan ser. Desde mediados de octubre hemos defendido la idea de que el mercado perforaría los mínimos anuales derivando en mercado bajista de medio plazo. En ello estamos, con riesgo de caída hacia los mínimos de 2016 de un modo general en algún momento de los próximos meses.