Alcista, no cantes aún victoria

El contraataque ha sido muy llamativo. Especialmente en un mercado europeo que vivió un diciembre mucho menos duro que el mercado norteamericano. El contraataque es maravilloso para un alcista, desconcertante para mí y mi idea de un posible suelo sostenible en medio plazo pero nunca en “v”.  

A falta de cuatro sesiones, enero planta unas velas que cualquier bajista considerará un incómodo presagio teniendo en cuanta que Wall Street ha respetado líneas y/o canales de tendencia.

Es cierto, pese a todo, que de momento esto supone un viaje hasta las primeras resistencias relevantes. Pero… ¡Ay esa línea de tendencia principal del sector bancario europeo! ¡Ay esos canales alcistas de Wall Street! ¡Ay ese sentimiento inversor en zona extrema! No puedo decir que no dudo. Soy humano, y mi trabajo consiste precisamente en eso: dudar para preservar capital, pensar siempre en lo impensable.

Los próximos cuatro días son importantes. Incluso muy importantes, para los próximos meses; tal vez para los próximos años si lo que hemos visto es un movimiento hasta el pánico emocional como sucediera en 2015/2016, aquella vez con mucho mayor castigo para las bolsas europeas en términos relativos. Europa aguanto relativamente bien a finales de ejercicio para sorpresa de todos los técnicos.

En favor de los bajistas en el muy corto plazo, en favor de que intenten neutralizar la llamativa recuperación de las primas semanas de 2019, la posibilidad de un contraataque desde la media móvil simple de 200 sesiones en el Dow Jones de Industriales en su versión total return; índice que viene siendo el más fuerte de la clase. La vela diaria desplegada el viernes, con hueco, huele a cierto agotamiento y se suma a las desplegadas por el Nasdaq en las primeras sesiones de la semana. Pero también en el rango semanal del índice tecnológico, pues como puede verse en el gráfico del futuro del índice, que no descanso el lunes, lo que tenemos es un harami cross; que es patrón potencialmente bajista en una directriz bajista, y no requiere confirmación.