¿Y ahora qué hacemos?

Hemos vivido una de las semanas más duras de los últimos años. No hemos podido cumplir, quizá por primera vez en nuestra historia, con la misión de proteger capital de modo evidente. Las escasas ventas realizadas en enero resultan insuficientes para hablar así, incluso aunque hayamos mantenido durante todo el último rally una exposición alejada del 100 por cien o sus inmediaciones. La zona del 70 por ciento sigue siendo excesiva para enfrentarse al mercado por muy claro que tengamos el camino: participar con visión de largo plazo es uno de los mejores modos que existe para capitalizarse y de protegerse de la inflación.

[Leer más...]